banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

Radiofrecuencia para un efecto lifting sin cirugía

Llegó el día, te viste al espejo y las huellas del paso del tiempo están ahí, arrugas en tu frente, alrededor de tus ojos y labios que provocan que tu rostro se vea decaído y sin vida. Pero, este no es el fin del camino.

Con seguridad has escuchado hablar de procedimientos estéticos que implican dolor, días de recuperación y mucho dinero pero, ¿sabías que es posible tener un efecto lifting sin cirugía? Se trata de un procedimiento llamado Radiofrecuencia y si quieres recuperar la firmeza y apariencia joven de tu piel, te interesa seguir leyendo.

 

¿Qué es la Radiofrecuencia Facial?

Se trata de una de las técnicas más seguras no invasivas que se conocen en la actualidad y que, incluso, le ha dado el nombre común de “lifting sin cirugía”. Es indolora, altamente efectiva y al no haber intervención quirúrgica, no necesita cuidados específicos una vez se han realizado las diferentes sesiones.

Como su nombre lo indica, funciona a través de ondas de Radiofrecuencia en forma de calor que producen energía sobre la hipodermis, la capa más profunda del tejido subcutáneo en donde se acumula la grasa, estimulando de esta manera el transporte de los fibroplastos y la retracción de las fibras de colágeno, las células que aportan firmeza a la piel y la mantienen en su lugar evitando la flacidez y por lo tanto la formación de arrugas.

 

¿Cómo saber si necesito la Radiofrecuencia Facial?

Conforme pasa el tiempo la piel va desgastándose debido a la exposición a los factores medioambientales y físicos diarios, como el sol, la contaminación y el uso de maquillaje que, a su vez, se combinan con los hábitos, buenos o malos, de alimentación, hidratación y ejercicio que tengamos. Como resultado, las diferentes capas de la piel, que se compone de la epidermis, dermis e hipodermis, van sufriendo daños que se reflejan en los signos de envejecimiento como las arrugas, la pérdida de firmeza y la resequedad, entre muchos otros.

 

Los resultados se ven desde la primera sesión

Uno de los principales resultados de la Radiofrecuencia es el efecto vasodilatador con el que la circulación de la sangre mejora notablemente, transportando los nutrientes y el oxígeno necesarios para favorecer la tonificación de los tejidos dándole a tu piel un aspecto radiante y saludable.

Gracias a la aplicación de ondas de radiofrecuencia en forma de calor, la temperatura aumenta sobre la dermis y el resto de los tejidos, favoreciendo la producción de colágeno para combatir los efectos naturales del envejecimiento.

BodyBrite cuenta con un tratamiento de Radiofrecuencia Facial para un efecto de lifting sin cirugía que le darán a tu piel una apariencia más firme y joven.

Llama a la sucursal BodyBrite más cercana y agenda una cita para recibir una evaluación de uno de nuestros profesionales.

 

Nueva llamada a la acción

Topics: Tratamientos faciales