banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

Piel de fresa, ¿qué es y cómo solucionarla?

Ahora que el verano está a la vuelta de la esquina, es tiempo de que vayas desempolvando esos vestidos y faldas que tienes en el fondo del clóset. Pero, ¿estás lista para mostrar tus piernas? ¿Has notado que la piel de tus piernas tiene puntos negros o rojos, dándole un aspecto irritado y poco atractivo?. A esto se le conoce como “piel de fresa”. Si quieres terminar con esta molesta apariencia, ¡sigue leyendo!

¿Qué es y qué provoca tener "piel de fresa"?

Se trata del aspecto de la piel después de rasurarte o depilarte con cremas depilatorias, la sensación al pasar tu mano puede ser algo “rasposa” como suele suceder con las fresas y aparecen puntos negros o rojos especialmente visibles en pieles blancas.

Esta condición la provocan diferentes factores:

  • Rasurarte con un rastrillo viejo o mal afilado: los vellos se cortarán de forma irregular, quedando una sensación como de pasto recién cortado.
  • Utilizar cremas depilatorias irritantes: si tienes piel sensible, ésta puede reaccionar al contacto con la crema abriendo los poros y dejando los vellos expuestos en los folículos que se verán como puntos rojos.
  • Aplicar jabones o cremas demasiado grasas: cuando esto sucede, los poros se “llenan” y se tapan, provocando una inflamación y enrojecimiento.
  • Infecciones: rasurarte con la piel sucia o con un rastrillo que no sea exclusivamente tuyo, provocará que el folículo se llene de suciedad y piel muerta tapando el poro y provocando una pequeña inflamación alrededor.

 

Dile adiós a la piel de fresa 

Como tratamiento inicial, debes reparar el daño provocado a tu piel.

  • Exfolia una vez a la semana: así conseguirás limpiar la grasa, células muertas y suciedad que pueda haber dentro de los poros y que es la principal causa de esta condición.
  • Cuida tu piel después de rasurarte o depilarte: debido a que ya hay una sensibilidad, debes hidratarla y repararla para evitar que se formen los puntos rojos o negros. Lo recomendable es aplicar aloe vera, que reduce la inflamación y disminuye la reacción.
  • Utiliza otros métodos de depilación: recurrir a métodos permanentes como el láser o la luz pulsada, eliminará el vello desde el folículo, evitando que quede con bordes o protuberancias que no permitan una sensación lisa en tu piel.

Además de combatir la piel de fresa, la depilación permanente evitará seguir dañando tu piel y reduce el crecimiento del vello, por lo que podrás disfrutar de una piel libre de vello por más tiempo.

 

En BodyBrite contamos con depilación permanente, ideal para olvidarte de este padecimiento para siempre.

 Nueva llamada a la acción

Topics: Depilación Permanente