banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

Piel de fresa, ¿qué es y cómo solucionarla?

¿Has notado que la piel de tus piernas tiene puntos negros o rojos dándole un aspecto irritado? ¿Tu armario está lleno de pantalones porque no te sientes cómoda mostrando tus piernas? Posiblemente tienes piel de fresa y no lo sabes.

Si quieres que la piel de tus piernas luzca suave y de color uniforme sigue leyendo este artículo.

¿Qué es la piel de fresa?

Este padecimiento de la piel, que afecta principalmente a las piernas se caracteriza por la aparición de puntos rojos o negros que semejan la piel de las fresas (de ahí su nombre). Generalmente es ocasionado por la obstrucción de los poros por medio de suciedad, grasa y bacterias. Este problema es más visible en pieles claras con vello oscuro y grueso y empeora después del rasurado.

 

¿Qué provoca la piel de fresa?

La piel de fresa aparece por varios motivos como:

  • Uso de rastrillo: la eliminación del vello por medio del rastrillo provoca irritación y al eliminar las células muertas dejamos al descubierto los poros, lo cual facilita la acumulación de bacterias y grasa. Esto da como resultado enrojecimiento en la zona y la aparición de pequeños puntos rojos o negros en el caso de pieles blancas con vello negro.

  • Foliculitis: métodos como la cera, las cremas depilatorias y las máquinas de afeitado generan la obstrucción de los folículos pilosos cuando el vello intenta crecer de nuevo. La regeneración normal de las células, crean una capa en la superficie de la piel que obstruye el crecimiento del vello y este queda atrapado en el interior. Esto da como resultado brotes combinados con grasa, células muertas y bacterias que suelen ser dolorosos y anti estéticos.

  • Infecciones: rasurarte con la piel sucia o con un rastrillo que lleva varios usos o que no sea exclusivamente tuyo, provocará que el folículo se llene de suciedad y piel muerta tapando el poro y provocando una pequeña inflamación e infección.

  • Genética: regularmente el ciclo de renovación de células de la piel se realiza cada 28 a 30 días, sin embargo hay personas que tardan más en liberar células muertas, lo que provoca cambios en la textura, diferencia de tono o los ya mencionados puntitos rojos.

piel-de-fresa

 

¿Cómo combatir la piel de fresa?

  • Exfolia una vez a la semana: así conseguirás limpiar la grasa, células muertas y suciedad que pueda haber dentro de los poros y que es la principal causa de esta condición.

  • Cuida tu piel después de rasurarte o depilarte: debido a que ya hay una sensibilidad, debes hidratarla y repararla para evitar que se formen los puntos rojos o negros. Lo recomendable es aplicar aloe vera, que reduce la inflamación y disminuye la reacción.

  • Utiliza otros métodos de depilación: recurrir a métodos permanentes como el láser o la luz pulsada, eliminará el vello desde el folículo. Sesión tras sesión notarás el tono de tu piel mucho más uniforme, los puntos negros y rojos irán desapareciendo y la sensación al tacto será mucho más suave.

Además de combatir la piel de fresa, la depilación permanente evitará seguir dañando tu piel y podrás disfrutar de una piel libre de vello por más tiempo.

 

En BodyBrite contamos con depilación permanente con luz pulsada intensa, la cual a diferencia del láser es indolora, se puede aplicar en todo tipo de piel y es especialmente favorable para eliminar por completo la molesta piel de fresa en las piernas.

 

Asiste a una cita de valoración inicial sin costo en cualquiera de nuestras más de 80 sucursales en México y descubre todo lo que la depilación permanente de BodyBrite puede hacer por ti.

 

Quiero una cita  de valoración

 Nueva llamada a la acción

Topics: Depilación Permanente