banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

¿Cómo minimizar los poros abiertos?

Los cambios drásticos de clima, combinados con la contaminación y malos hábitos de higiene pueden dar como resultado un aspecto descuidado que se hace evidente cuando la piel del rostro presenta poros abiertos y puntos negros.

Las zonas más propensas a padecer los poros abiertos son: la nariz, la frente, la barbilla, que conforman la conocida “zona T”, pero hay personas que los sufren en los pómulos y otras zonas del rostro e incluso zonas corporales como el caso de espalda, hombros y muslos. Todas las zonas que tienen glándulas secretoras de grasa pueden sufrir de poros abiertos.

 

Puedes minimizarlos o disminuir su apariencia con unos sencillos pasos que enlistamos a continuación:

  • Rutina de limpieza: casi tan sagrada como tu café de la mañana, la limpieza debe ser indispensable en tu día a día. Una de las razones por las que los poros se notan más o aparecen puntos negros, es porque se llenan de grasa y suciedad que se encapsula y se queda “atrapada”. Para evitar que esto pase, debes lavar la cara todos los días en la mañana con un producto adecuado para tu tipo de piel y por la noche antes de dormir. De esta forma retirarás todas las células muertas y grasa que producimos durante todo el día, además de residuos y polución del medio ambiente.

  • Rutina de exfoliación: además de la rutina de limpieza, disimular los poros abiertos de tu cara requiere de una rutina de exfoliación al menos una vez a la semana, porque algunas de las células muertas a veces se pueden endurecer costando más trabajo de retirarlas. Además hay residuos que no se eliminan con la limpieza diaria, “escondiéndose” dentro de los poros y encapsulándose ahí. Elige un exfoliante adecuado para tu tipo de piel y, una vez por semana, realiza una exfoliación suave para no lastimarla. También realiza esta rutina en la zonas corporales que lo requieran.

  • Tratamiento de Microdermoabrasión mensual: una limpieza profunda realizada por profesionales cada mes, es ideal para garantizar la renovación de la primera capa de piel, eliminar células muertas, asperezas, reducir el tamaño de los poros, disminuir pequeñas imperfecciones superficiales y preparar tu piel para que aproveches al máximo otros tratamientos y los ingredientes activos de tu rutina de cuidado penetren mejor.
     
  • Alimentación: la grasa y el sudor que produce el cuerpo, viene cargado de las toxinas que se liberan de lo que consumimos. Si acostumbras comida chatarra o demasiado procesada, tu cuerpo necesitará eliminar grandes cantidades de residuos que se depositarán en tu piel. Una dieta balanceada es indispensable para tener un rostro luminoso, firme y joven, pues además de no sobrecargar de toxinas, nutrirás a las células encargadas de mantener tu piel en perfectas condiciones. Adicionar tu dieta con antioxidantes favorecerá a tu piel a renovarse y lucir sana.

  • Hidratación: la piel tiene la función de proteger al resto de nuestro organismo de los agentes externos y, para eso, genera una “capa protectora” hidrolipídica, que equilibra el agua y los lípidos naturales que produce tu cuerpo. Al no estar bien hidratado, el cuerpo reserva el agua para las funciones principales, dejando la piel con más grasa y provocando que ésta no se pueda disolver y se acumule en los poros. Una correcta hidratación, además, ayudará a eliminar los residuos por la orina, en lugar de que tengan que salir de tu cuerpo a través de tu piel. Consumir mínimo 1.5 Litros de agua al día te ayudará a eliminar los residuos y toxinas por medio de la orina, evitando que se almacenen en tu piel.

como-minimizar-poros-abiertos-1

 

Otros consejos para que tomes en cuenta son el utilizar un maquillaje ligero y  productos adecuados para tu tipo de piel, de preferencia, con FPS superior a 50.

 

En BodyBrite contamos con el tratamiento de Microdermoabrasión con agua, succión y puntas de diamante ó acrílico para personalizar el tratamiento según tu tipo de piel. Este procedimiento se realiza por medio de una limpieza profunda eliminando células muertas, aspereza, impurezas, grasa y puntos negros acumulados.

Como resultado, verás una piel lisa y suave con poros minimizados, pequeñas cicatrices y marquitas superficiales se verán disminuidas, logrando apreciar tu piel bella y uniforme.
 
Haz tu cita de valoración inicial sin costo y deja que nuestros profesionales le devuelvan el brillo y vitalidad a tu piel.

 

Nueva llamada a la acción

Topics: Tratamientos faciales