banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

¿Cómo minimizar los poros abiertos?

Los cambios drásticos de clima, como los que vivimos en estos días, combinados con la contaminación y malos hábitos de higiene pueden dar como resultado un aspecto descuidado que hace evidente cuando la piel del rostro presenta poros abiertos y puntos negros.

Las zonas más propensas a padecer los poros abiertos son: la nariz, la frente, la barbilla, que conforman la conocida “zona T”, pero hay personas que los sufren en los pómulos y otras zonas del rostro, sobre todo aquellas personas que tienen piel grasa.

Puedes minimizarlos y prevenirlos con unos sencillos pasos que enlistamos a continuación:

  • Rutina de limpieza: casi tan sagrada como tu café de la mañana, la rutina de limpieza debe ser indispensable en tu día a día. Una de las razones por las que los poros se abren o muestran puntos negros, es porque se llenan de grasa y suciedad que se encapsula y se queda “atrapada”. Para evitar que esto pase, debes lavar la cara todos los días en la mañana y por la noche antes de dormir, así retirarás todas las células muertas, residuos y grasa acumulada por la noche y durante el día.
  • Rutina de exfoliación: además de la rutina de limpieza, terminar con los poros abiertos de tu cara requiere de una rutina de exfoliación al menos una vez a la semana, ¿por qué?, porque hay residuos que no se eliminan con la limpieza diaria, “escondiéndose” dentro de los poros y encapsulándose ahí. Elige un exfoliante adecuado para tu tipo de piel y, una vez por semana, realiza una exfoliación suave para no lastimar la dermis de tu cara.
  • Tratamiento de Microdermoabrasión mensual: una limpieza profunda profesional al mes es ideal para renovar la primera capa de piel, eliminar células muertas, reducir el tamaño de los poros y preparar tu piel para que aproveche mejor los ingredientes activos de tus cremas.
  • Alimentación: la grasa y el sudor que excreta el cuerpo viene cargado de las toxinas que se liberan de lo que consumimos, si acostumbras comida chatarra o demasiado procesada, tu cuerpo necesitará eliminar grandes cantidades de residuos que irán a parar a tu piel. Una dieta balanceada es indispensable para tener un rostro luminoso, firme y joven, pues además de no sobrecargar de toxinas los desechos, nutrirás a las células encargadas de mantener tu piel en perfectas condiciones.
  • Hidratación: la piel tiene la función de proteger al resto de nuestro organismo de los agentes externos y, para eso, genera una “capa protectora” hidrolipídica, que equilibra el agua y los lípidos naturales que produce tu cuerpo. Al no estar bien hidratado, el cuerpo reserva el agua para las funciones principales, dejando la piel con más grasa y provocando que ésta no se pueda disolver y se acumule en los poros. Una correcta hidratación, además, ayudará a eliminar los residuos por la orina, en lugar de que tengan que salir de tu cuerpo a través de tu piel.

Otros consejos para que tomes en cuenta son el utilizar un maquillaje ligero y crema adecuados para tu tipo de piel, de preferencia, con FPS superior a 50.

En BodyBrite contamos con un tratamiento de Microdermoabrasión con agua y puntas de diamante, con el que se realiza una limpieza profunda eliminando células muertas, grasa y puntos negros acumulados. Como resultado, verás minimizados los poros abiertos, notarás una mejor textura en tu piel y una disminución en cicatrices y marcas, logrando una sensación suave y uniforme. Haz tu cita y deja que nuestros profesionales le devuelvan el brillo y naturalidad a tu cara.

 

Nueva llamada a la acción

Topics: Tratamientos faciales