banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

Exfoliante facial: ¿Cómo elegirlo y cuándo usarlo?

Hoy queremos ayudarte a decidir con qué cuidar tu piel, en caso de que el sudor, el maquillaje o la contaminación del ambiente, hayan dejado demasiadas impurezas en su superficie y necesites una buena sesión exfoliante.

Aunque internet suele ser nuestro mejor aliado, en ocasiones no es el mejor consejero. Seguramente te has encontrado “remedios” para “exfoliar” tu piel con todo tipo de recetas, desde miel hasta azúcar y café, sin embargo, y sobre todo en esta temporada de mucho sol y aire con partículas, pueden dañar tu piel severamente.

 

¿Cuándo usar un exfoliante facial?

Lo primero que tienes que saber es que la rutina exfoliante no debe ser diaria ya que puede causar irritación y desgaste de las células de tu piel, alterando el pH y favoreciendo la aparición de impurezas o reacciones adversas. Si quieres saber cuándo es el momento de buscar un buen exfoliante facial, revisa si tu rostro se ve y se siente deshidratado, áspero, reseco o sin luminosidad.

 

<<Descarga GRATIS el test para conocer tu tipo de piel>>

 

La exfoliación permite que la piel se regenere para producir nuevas células, sin embargo, es necesario hacerla correctamente para evitar lesionar la dermis y provocar el efecto contrario. Para empezar, hay que elegir el exfoliante facial ideal para ti.

 

¿Cómo elegir un exfoliante?

Como todo, cada tipo de piel requiere un exfoliante distinto y utilizar el exfoliante facial adecuado será esencial para mejorar la piel de tu cutis, devolviéndole firmeza, luminosidad y eliminando todas las impurezas.

 

Hay dos tipos de exfoliante:

  • Exfoliante con textura granulada, para frotarse contra la piel y remover las impurezas.
  • Exfoliante a base de ácidos, del que su química permite remover la grasa y destapar los poros.

Si tienes una piel seca, deberás cuidar que los ingredientes del exfoliante no la resequen más, pues podrías presentar sensibilidad. Lo mejor, es que tu exfoliante facial tenga una base de enzimas que mantengan o favorezcan la hidratación de la dermis. Una exfoliación cada 15 días será suficiente para notar la diferencia y obtener los resultados que estás buscando.

Por el contrario, si tu piel es grasa, un exfoliante facial a base de ácidos será ideal para retirar el exceso de sebo y permitir que se hidrate correctamente, manteniendo un equilibrio; también son ideales aquellos elaborados con ingredientes provenientes de huesos de albaricoque, cáscaras de nuez, almendras u óxido de aluminio. Es conveniente exfoliar una vez por semana, para mantener la piel sana y luminosa.

Para las pieles sensibles, lo mejor será un exfoliante facial elaborado con perlas de plástico, alfahidroxiácidos o betahidroxiácidos, pues no dañará las capas profundas de la piel y sólo desprenderá la suciedad de la superficie. Si éste es tu tipo de piel, deberás espaciar las exfoliaciones dependiendo de la reacción que presentes. Sin embargo, es importante realizarla para mantener los poros abiertos y limpios. Recuerda hidratar tu piel siempre después de cada exfoliación para no estresarla demasiado.

exfoliante-facial.jpg

Para quien tiene problemas de acné, la exfoliación es una herramienta importante, sin embargo, debe realizarse con el producto que el especialista recomiende, para evitar esparcir la infección por toda la cara.

Si tu piel es mixta, no te dejes llevar por la idea de que cualquier exfoliante funciona. Procura buscar uno que no sea ácido ni alcalino para que no altere el pH de tu piel, de preferencia que tenga elementos de origen natural como puede ser sal o carbón activado. Este tipo de piel es recomendable exfoliarse una vez por semana para conservar el equilibrio de la zona T con el resto de la cara, y así evitar que salgan barros o espinillas.

Puedes alternar tu rutina de limpieza y de exfoliación con un tratamiento cosmético que limpie en profundidad como:

 

  • Microdermoabrasión: tratamiento que se realiza con puntas de diamante y agua para eliminar puntos negros e impurezas en tu piel
  • Desintoxicante: todos los beneficios de la microdermoabrasión combinados con una mascarilla con ácido salicílico para desintoxicar tu piel y limpiar los poros en profundidad.

Pero si quieres algo realmente completo que potencie los resultados de tu exfoliación facial, prueba BeOxy Facial, de BodyBrite, una combinación de altas concentraciones de oxígeno y un suero facial con un alto contenido de nutrientes como vitamina E, coenzima Q10, quinoa y ácido hialurónico.

Recuerda que la primavera es una época para llenarte de energía y cuidar tu piel al máximo.

 

Nueva llamada a la acción

 

Topics: Productos