banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

Consejos para un vientre plano

Te lo dicen las revistas, las actrices de las películas, la publicidad que ves en la calle, en fin, lo ves por todas partes: "si quieres tener un cuerpo bonito, necesitas tener un vientre plano" .Pero no te preocupes, porque hoy te daremos los mejores consejos para conseguir un vientre plano.

¿Cómo tener un vientre plano?

Lo primero que debes saber es que no se trata de exprimir tu cuerpo con cientos de abdominales, sino de una combinación de varios factores, algunos, ni te los imaginas. Además, conviene siempre tener la asesoría de tu médico de cabecera para descartar cualquier problema digestivo o de acumulación de grasa.

  • ¿Qué? y ¿cómo comes?: no sólo la dieta es fundamental, sino también, el cómo la consumes. Si eres de las que apenas si se sienta para comer cuando ya está corriendo a hacer otra cosa, te tenemos una mala noticia, cuando comes de prisa el mensaje de saciedad tarda más en llegar a tu cerebro de lo que tarda tu estómago en llenarse de más, por lo que es probable que consumas más alimento del que necesitas; además, introduces más aire en tu organismo, lo que provocará que los gases inflamen tu abdomen. Por otra parte, los probióticos y prebióticos favorecen la proliferación de la flora intestinal y te ayudan a lucir un vientre más plano. Incluye en tu dieta yogures, cebollas, alcachofas y todo tipo de frutas y verduras. Evita también agregar sal a tus alimentos, ya que ésta favorece la retención de líquidos que hinchan el organismo.
  • ¿Qué tomas?: ¿sabías que una persona normal produce entre cuatro y cinco litros de gas al día?, pues habrá que decir adiós a las bebidas gasificadas (sí, incluyendo la cerveza), ya que el gas se añade al que produces naturalmente y llega a tu intestino provocando una inflamación casi inmediata y visible. Cámbialos por agua (mucha) que favorece el tránsito intestinal y mantiene hidratado tu organismo, ayudando a la regeneración de los músculos y tejidos para que tengas mayor firmeza en el abdomen.
  • Cuida tu intestino: la flora intestinal está formada por millones de bacterias “buenas” que viven en tu sistema digestivo. Se encargan de mantener tu salud y estimular el sistema inmune. Cuando las bacterias viven en armonía con tu cuerpo, la digestión funciona correctamente y los alimentos se asimilan, mientras los residuos se eliminan, sin problemas. Aliméntala y mantenla sana.
  • Gus-fra-ba: es la referencia a una comedia protagonizada por Ben Stiller y Jack Nicholson llamada “Anger Management”, el punto es mantener el estrés fuera de tu vida y aprender a controlar tu temperamento, ¿por qué lo mencionamos? El estrés es un factor determinante para la mala digestión, pobre flora intestinal y aumento de peso, todo lo que te separa de tener un vientre plano. Ciertos ejercicios de respiración como técnica de relajación sirven además para ejercitar tus músculos abdominales, ¡así como lo lees!, por ejemplo, la respiración abdominal practicada en Yoga pone en movimiento los músculos pectorales, pélvicos y abdominales a la vez. Piensa que cada día respiras entre 10.000 y 15.000 veces, en que podrías utilizar tus músculos abdominales . 
  • Ejercítate: no se trata de lanzarte a hacer 100 abdominales diarios, se trata de hacer ejercicio focalizado, combinado con cardio, para mantener un metabolismo saludable y un cuerpo tonificado. Busca la guía de un profesional porque, aunque parece fácil, los ejercicios abdominales necesitan estar bien hechos para no lastimar la espalda y de verdad tonificar los músculos del abdomen.

Los beneficios de moldear tu cuerpo

Además de aplicar los consejos que acabamos de darte, puedes moldear tu cuerpo con la ayuda de tecnología estética. BodyBrite ofrece tratamientos como BodyPerfect, un método que actúa sobre la grasa localizada, estimula las fibras de colágeno y el drenaje linfático que, combinado con la Radiofrecuencia corporal, que reafirma la piel, te darán resultados sorprendentes, especialmente a personas que llevan una vida sana.

Nueva llamada a la acción

Topics: Tratamientos corporales