banner_blog_bodybrite_web_FHD-1

5 consejos para eliminar la grasa localizada

Ya estamos a punto de terminar el año y es un buen momento para retomar esos que, bien pueden ser leyenda, “los propósitos” que te hiciste para este 2019. En especial ese que iba, “ahora sí voy a ir al gym” o, “este año sí bajo de peso” o, ¿qué tal?, “este año vuelvo a entrar en mis jeans”. Bueno, te tenemos una buena noticia, sí hay forma de cumplir y recibir el 2020 con una figura renovada, ¿te interesa? ¡Sigue leyendo!

Primero, un par de conceptos.

¿Qué es la grasa localizada?

Anteriormente hemos comentado cómo el peso corporal no lo es todo cuando hablamos de verse y sentirse bien, pues hay una gran diferencia entre el peso que marca la báscula y el cómo se ve nuestro cuerpo que puede, en realidad, estar batallando con la grasa localizada.

La grasa localizada es aquella que se acumula en nuestro organismo de manera natural para protegerlo, sin embargo, por varios factores puede convertirse en grasa blanca, sobre todo en abdomen, cintura, cadera, glúteos y piernas, favoreciendo la aparición de la celulitis y convirtiéndose en una verdadera pesadilla cuando buscas eliminarla.

La acumulación de este tipo de grasa, empeora debido a la mala alimentación, el sedentarismo, desequilibrios hormonales y hasta por la edad, sin embargo, no es algo con lo que no se pueda trabajar para cambiarlo.

 

La grasa visceral, ¿es lo mismo que la grasa localizada?

Cuando te ves al espejo y notas esos “gorditos”, lo que estás viendo es la grasa subcutánea, también conocida como grasa blanda. Más profundo, entre tus músculos, se encuentra la grasa que no ves a simple vista y no sientes con un pellizco, conocida como grasa visceral, ésta influye en el metabolismo y su acumulación pone en riesgo tu salud, elevando las probabilidades de enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión.

La grasa visceral forma parte de la grasa localizada, aunque no son una misma cosa, es importante buscar reducir a un nivel saludable las dos.

 

5 consejos para eliminar la grasa localizada

Aunque hay mucho que tiene que ver con tu propia genética, eliminar la grasa de la zona abdominal, los muslos o los glúteos sí es posible, sin embargo, es muy necesario tener presente que no hay fórmulas mágicas, sino que se requiere de constancia, tiempo y paciencia para conseguirlo.

  • Ejercicio: aunque parezca lógico, no es simplemente salir a inscribirte en el gimnasio lo que es necesario. En realidad, hay muchas actividades de tu vida cotidiana a las que puedes prestar atención para conseguir ejercitarte cada día un poco más. Es importante que se trate de actividades aeróbicas, por lo que, si tu trabajo está cerca de donde vives, puedes optar por hacer el recorrido en bici, en lugar de en auto o en transporte; si acostumbras a subir por escaleras eléctricas o elevador, intenta usar las escaleras normales a un paso constante y haciendo respiraciones profundas. Si por las tardes llegas a ver la televisión, busca primero hacer una caminata de 30 o 40 minutos a paso constante.
  • Fortalecimiento de los músculos: el cuerpo quema una importante cantidad de calorías cuando produce músculo, de esta forma, complementando tu ejercicio aeróbico con otros de “la vieja escuela” como sentadillas, abdominales o lagartijas, ayudará a eliminar la grasa que se encuentra por encima y entre los músculos, así como la celulitis, pues tu piel también adquirirá firmeza.
  • Alimentación: lo peor que puedes hacer es lanzarte a una de esas dietas “relámpago” que eliminan por completo los carbohidratos y dejan a tu cuerpo sin fuentes de energía para su trabajo diario. Hacer esto, sólo provocará que tu cuerpo entre en una fase de “contingencia” en la que almacenará todo lo que consuma, y no será hasta pasado un buen tiempo que comiences a quemar la grasa que buscas. Es necesario balancear tus alimentos y reducir la ingesta de hidratos de carbono, harinas y grasas saturadas, al tiempo que elevas el consumo de fibra, verduras verdes y frutas semi amargas. Notarás como tu organismo no se descompensa y comienza a utilizar las “reservas” debajo de tu piel.
  • Descanso adecuado: la falta de sueño y las vigilias prolongadas, generalmente, provocan que comas más y peor, pero además, provocan que tu cuerpo almacene más grasa de lo habitual pues se siente bajo estrés y mantiene los sistemas “prendidos” durante más tiempo. Procura tener un sueño de calidad de al menos 6 horas para que tu cuerpo descanse y tu organismo tenga suficiente energía para estar alerta.
  • Tratamientos estéticos: las personas verdaderamente fuertes, saben cuándo pedir ayuda y, combatir la celulitis y la grasa localizada es uno de esos momentos. Si ya comenzaste a llevar un mejor estilo de vida, acorde con tus objetivos, complementa tu esfuerzo con un tratamiento que estimule la quema de grasa, la firmeza de la piel y los músculos justo en donde deseas.

BodyBrite pone a tu alcance BodyPerfect, el método que actúa a través de luz infrarroja y radiofrecuencia sobre la grasa localizada, estimulando las fibras de colágeno y el drenaje linfático, para que puedas reducir tallas y eliminar la celulitis de las zonas que te interesan. ¿Qué estás esperando? Cambia tu vida y cambia tu cuerpo por el que te propusiste este año.

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Topics: Tratamientos corporales